Conceptos de Lectura Rápida y algunos consejos

LinkedInCompartir

Por el Dr. Jay Polmar

“Que la lectura haga de tu vida un ejemplo a seguir para otros…”

Algunas sugerencias para mejorar tu Velocidad de lectura y controlar la Sub-Vocalizacion

Cuando aprendí a leer, me enseñaron el sonido de las letras, después de las sílabas y finalmente: las palabras. Después leí en voz alta a toda la clase y a la Profa. Langbein. Cuando fui mayor, comencé a leer para mi mismo y pronto pude leer las palabras en silencio, en mi mente.

Eso es…Sub-vocalizar. Es mucho más lento que tan solo leer. Porque una persona puede hablar aproximadamente 200 palabras por minuto si es sureño, o tal ves un poco más rápido si es del norte…. Así que, si tu sub-vocalizas cada palabras disminuirás tu velocidad de lectura considerablemente. Para prevenir la sub-vocalización escucha un CD o Cassette de sonidos de la naturaleza (con audífonos) mientras que estás leyendo. Suena extraño… pero funciona.

La Lectura Veloz y los movimientos que sigue el ojo

El movimiento uniforme y coordinado del ojo es vital. Cuando tratas de mover los ojos en una línea recta sin una guía (como una luz en movimiento), estos tienden a moverse de manera inestable e indecisa. Muchos otros experimentan saturación, pero a fin de cuentas es porque tus ojos están básicamente fuera de entrenamiento para el movimiento coordinado que se requiere para acelerar la lectura. Asimismo, cuando hay algo que seguir tus ojos se mueven suavemente.

Una de las razones por las que utilizas el método del dedo indicador para guiar el movimiento de tu ojo cuando lees, es que te prepara para los métodos de coordinación utilizados en nuestro curso “Lectura Rápida en Una Hora”. Dejarás de ir hacia atrás para re-consultar lo que has leído o la idea que perdiste.

Cambiando tu Velocidad de Lectura

Tu cerebro opera a diferentes velocidades. Cuando estás pensando críticamente, tu cerebro trabaja a cierta velocidad. Cuando estás distraído estás en otra. Cuando estas dormido tu velocidad cambia. Tu cerebro acepta información a diferentes velocidades.

Tu no leerás de forma consistente con una sola velocidad de onda cerebral. Cuando lees el periódico estás “escaneando” los detalles específicos. Si estás leyendo tu novela de romance favorita, quizá la quieras leer más lentamente para saborear los temas de amor y que se derrita tu corazón.

Si tu puedes leer a 1200 palabras por minuto, eso no debe forzarte a leer a 1200 palabras por minuto todo el tiempo. Recomendamos ampliamente variar la velocidad de lectura. Ten en cuenta esta analogía: solo porque tu automóvil puede ir a 220 Km/hr no quiere decir que tengas que manejar a esa velocidad en el centro de la ciudad o en una zona escolar.

Cree en ti mismo

Todo el movimiento psicoterapéutico, terapia motivacional y motivación en ventas, enseña a las personas que para alcanzar el éxito – deben de creer en si mismas -.

Una vez que hayas aprendido y practicado el método de “Lectura Rapida en Una Hora”, puedes progresar hasta leer más de 1,000 palabras por minuto. Pero eso requiere de un sistema de cambio de creencia que puede ser difícil de adaptar si no eres persistente. Pega un salto a la fé y a creer más en ti mismo. Si estás habituado a leer palabra por palabra, repitiendo cada palabra en silencio para ti mismo, tal vez creas que ésta es la única forma en la que puedes leer. Por favor… ¡No te mientas a ti mismo!

Tus ojos tienen facultades fenomenales: fotográficas y de alcance. Tu cerebro es una computadora operando a altas velocidades. A pesar de que puedas estar claramente enfocado en algo, tu visión periférica puede estar absorta en la información contigua y almacenándola para llamarla mas tarde. Entrenándote para expandir tu visión periférica, ampliarás tu habilidad de captar varias palabras simultáneamente y doblarás tu velocidad de lectura rápidamente. Realizando algunos ejercicios, expandirás dramáticamente tu visión periférica en un minuto o dos.

El poder del procesamiento de información y la Lectura Veloz

Cuando tienes el conocimiento de la lectura veloz, tu cerebro procesa la información rápidamente. Similar a cuando tu vas “volado” en la autopista a una velocidad de 160 km/hr y avistas una señal por el otro camino. Tu no la lees palabra por palabra; tan solo con echar un vistazo sabes qué es lo que dice. Lo leíste de un tiro utilizando el procesamiento de información.

Aún cuando lees libros, puedes procesar cantidad de palabras e imágenes o capturar información. Tu tienes la capacidad de la lectura de alta velocidad. Pero primero debes aprender los conceptos de lectura rápida y la técnica, para después puedes hacer una simple adaptación para ejecutarla como te plazca.

¿Quieres leer más rápido?

Todos los conceptos de lectura rápida citados anteriormente deben ayudar a que comiences a ser un lector rápido. Pero si quieres aumentar aún más tu velocidad de lectura te recomiendo que revises los libros y cursos que Speedread America pone a tus órdenes.

Speedread America ha desarrollado una serie de cursos y libros electrónicos con los ejercicios del Dr. Jay Polmar que se han convertido en éxitos de ventas. Estos cursos garantizan que doblarás tu velocidad de lectura con solo algunos simples ejercicios. Otros programas contienen esta misma información a precios realmente altos. Este no es el caso para estos cursos. Comienza hoy y conviértete en un lector rápido mañana mismo.

Haz clic aquí para conocer las diferentes opciones.

La lectura es una habilidad fundamental en tu desarrollo personal y profesional

¡CONOCE LOS CURSOS DEL DR. POLMAR AHORA!